Consejos para ahorrar en Navidad

Llegan las ansiadas fiestas, pero después de un año muy duro de crisis y recortes te preguntas cómo vas a arreglártelas para afrontar los gastos extra de estos días. ¡Que no cunda el pánico! Lo bueno de celebrar unas Navidades con niños es que para ellos serán unos días mágicos independientemente del presupuesto. Con un poco de creatividad y planificación, conseguirás que este año la Navidad sea inolvidable… ¡y a bajo coste!

Hazte un presupuesto

Lo primero es organizarse: saca la calculadora y fija la cantidad máxima de dinero que podéis gastar en Navidad. Si vas más allá y haces un presupuesto aproximado de lo que vas a gastar en cada cosa – divide en regalos, cenas y viajes, por ejemplo -, te será mucho más fácil hacerte una idea de lo que te puedes permitir. También puedes ir apuntando en una libreta cada compra que hagas relacionada con la Navidad, de esta forma serás en todo momento consciente de lo que gastas.

Los regalos, mejor con tiempo

Empieza cuanto antes a comprar los regalos. En muchas tiendas los productos suben de precio cuando se acercan las fechas clave y, además, las aglomeraciones de gente y las prisas pueden impulsarte a comprar lo primero que encuentres sin pararte a valorar su calidad y precio. El famoso “bueno, bonito y barato” debe ser tu consigna. Rastrea también la web: hay una gran variedad de ofertas y el comercio on line es cada vez más eficiente y seguro.

Por otro lado, si este año andáis justos de dinero y algún familiar te pregunta qué queréis de regalo, no te cortes y pídele algo que necesites: quizá tengas que cambiar la silla para el coche del bebé, o tus hijos mayores necesiten zapatos. Que no te dé apuro: para muchas personas es difícil pensar en un regalo para haceros, y les tranquilizará saber que lo que os compran os va a gustar y sera útil. Si te preguntan es por algo.

El amigo invisible, un gran aliado para los regalos

Si tu familia es de las grandes, es normal que te eches a temblar cada vez que llega la Navidad: hay que regalarle a la abuela, a los sobrinos, a los cuñados… una buena solución para familias numerosas, o para los grupos de amigos y de compañeros de trabajo, es el amigo invisible. Además, podéis darle un toque extra: una vez que sabes quién es tu amigo invisible, tienes que ir “preparando el terreno” con detallitos anónimos: unos caramelos debajo de la almohada, una tarjeta de felicitación en el buzón… los niños lo pasarán en grande preparando las sorpresas y entregándolas a escondidas.

También puedes probar las webs de intercambio de ropa y complementos del bebé, una buena forma de reutilizar las prendas que ya no sirven en casa y obtener otras nuevas. Si realizáis el intercambio entre primos o hijos de tus amigos, podéis convertirlo en una excusa para hacer un pequeño “mercadillo casero de Navidad”. Los niños pueden organizar mini stands – una mesa con un mantel y algún cartel para decorar- donde expongan la ropa y juguetes que ya no usen para “vender” a sus compañeros. Además de ahorrar, ellos aprenderán a reutilizar las cosas que ya no les sirven y se lo pasarán genial.

Organiza comidas y cenas de “traje”

Si te apetece invitar gente a casa, no tienes por qué hacer un gran gasto ni pasarte dos días cocinando. En las cenas de “traje” cada uno aporta algo: “yo traje el vino”, “yo traje el postre”… es una forma perfecta de pasar un rato en compañía de los tuyos sin grandes complicaciones ni gastos.

Aplica la filosofía DIY

Todo lo que puedas, ¡hazlo tú mismo! Desde la decoración de la casa hasta los regalos de Navidad, hoy gracias a internet no te faltarán ideas para inspirarte. Si además utilizas materiales reciclados, el gasto será mínimo. Lo mejor es que es un plan perfecto para pasar una tarde de vacaciones con tus hijos, ya que a los niños les gustan mucho las manualidades, y estarán encantados y súper orgullosos cuando vean el resultado final.

Busca viajes y planes baratos

Si siempre aprovecháis las fiestas para hacer un viaje en familia, tienes muchas opciones para planear una escapada con bajo presupuesto. Una de ellas es el intercambio de casas, cada vez más extendido y con personas que lo practican en todo el mundo. Además, no hace falta viajar al extranjero: prueba las múltiples opciones de turismo rural o aprovecha para hacer escapadas a ciudades cercanas, a las que podáis ir y volver en el mismo día.

Si os quedáis en casa, rastrea las agendas de ocio de tu ciudad, ya que en estas fechas hay mucha oferta de planes para niños. Muchos de ellos son a bajo coste e incluso gratuitos. Y, para las tardes de frío en las que no apetezca salir, ¿qué tal si improvisamos un teatro navideño con actuaciones y villancicos? Podéis hasta crear vuestros propios disfraces. Con un poco de imaginación os lo pasaréis genial, y ellos no olvidarán estas Navidades. Lo importante no es el presupuesto, sino estar todos juntos.

Fuente: Muy Interesante

Cuidado con los SMS recibidos del 27407

La pasada semana recibí un mensaje en mi móvil Movistar del número 27407 con un texto tal que, “tengo tu número por vía de un amigo común y tengo unos temas que contarte, por favor dime si nos podemos poner en contacto por Whatsapp para ofrecerte una información de gran importancia para ti”.  Una vez que has recibido este mensaje es que alguien te ha enganchado en un servicio de chat que va a costar, tanto por SMS recibido como por SMS enviado la friolera de 1,45 €/unidad.  Es decir, si cada día te remiten 5 SMS desde este número 27407 pagarás 7,25 €/día, o lo que es lo mismo 217,5 €/mes.

La única forma de librarse de esta casi-estafa es la siguiente:

1º Envía un SMS a este mismo número 27407 con la palabra “BAJA” en mayúsculas.  Recibirás de contestación un mensaje que has sido dado de baja en el servicio de chat.

2º Llama a atención al cliente de tu operador (1004 Movistar) e indica que te bloqueen la posibilidad de recibir SMS en tu número del número 27407.

 

La Franquicia: una buena forma de autoempleo

Una buena forma de emprender en la actualidad es el modelo de negocio denominado como Franquicia. Es una manera de aprovechar la experiencia, el mercado y el éxito en los negocios de otros que se deciden a crecer en el mismo utilizando este sistema.

La definición legal de la actividad de franquicia en Españaes aquella que se realiza en virtud del contrato por el cual una empresa, el franquiciador, cede a otra, el franquiciado, en un mercado determinado, a cambio de una contraprestación financiera directa, indirecta o ambas, el derecho a la explotación de una franquicia, sobre un negocio o actividad mercantil que el primero venga desarrollando anteriormente con suficiente experiencia y éxito, para comercializar determinados tipos de productos o servicios y que comprende, por lo menos:

  1. El uso de una denominación o rótulo común u otros derechos de propiedad intelectual o industrial y una presentación uniforme de los locales o medios de transporte objeto del contrato.
  2. La comunicación por el franquiciador al franquiciado de unos conocimientos técnicos o un saber hacer, que deberá ser propio, sustancial y singular, y
  3. La prestación continúa por el franquiciador al franquiciado de una asistencia comercial, técnica o ambas durante la vigencia del acuerdo; todo ello sin perjuicio de las facultades de supervisión que puedan establecerse contractualmente.

Se entenderá por acuerdo de franquicia principal o franquicia maestra aquel por el cual una empresa, el franquiciador, le otorga a la otra, el franquiciado principal, en contraprestación de una compensación financiera directa, indirecta o ambas, el derecho de explotar una franquicia con la finalidad de concluir acuerdos de franquicia con terceros, los franquiciados, conforme al sistema definido por el franquiciador, asumiendo el franquiciado principal el papel de franquiciador en un mercado determinado.

¿Qé es lo que aconsejo hacer antes de sumarte a una red de una marca franquiciadora?

  • Hacer una autoevaluación. Es decir definir las habilidades profesionales propias junto con tu presupuesto de inversión. Una persona tímida y con bajo perfil comercial no debería afrontar el hacerse cargo de un negocio basado en ventas directas al público, por ejemplo.
  • Calcula tus posibles ventas periódicas. El británico Lee Child dijo “debes esperar lo mejor, y planear para lo peor”.  Con esta base de pensamiento contempla tener periodos lentos de ventas, sobre todo al inicio de la actividad. Por ello es importante que cuentes con fondos de emergencia para afrontar, al menos, los gastos fijos. Es la forma de superar las etapas más difíciles.
  • Busca referencias de la franquicia que estás planteándote. Pregunta a otros franquiciados por la asistencia técnica que reciben, por ejemplo.