Jugar a videojuegos modifica el cerebro

20140202-204044.jpg

Desde que el concepto ‘plasticidad cerebral’ se abriera paso en el estudio del sistema nervioso, son muchos los trabajos científicos que se han realizado para averiguar el tipo de actividades que son capaces de producir el cambio en la estructura de nuestro cerebro o en su forma de trabajar.

Según las estadísticas, el 40% de los españoles ha jugado a algún videojuego en el último año. Cuando jugar se hace con frecuencia, sabemos que tienen lugar ciertos cambios en nuestras funciones cognitivas como son las capacidades perceptivas o la atención.

Además, jugar puede ir asociado a modificaciones en determinadas áreas de nuestro cerebro. Así lo describen Kühn y Gallinat (2013) en un artículo publicado en la revista Molecular Psychiatry. En su estudio realizaron exploraciones con resonancia magnética a 62 varones adultos y correlacionaron el volumen de distintas áreas cerebrales con la cantidad de tiempo que habrían dedicado a jugar a videojuegos a lo largo de sus vidas.
Los resultados de la investigación mostraron cuanto mayor era la cantidad de tiempo destinada a jugar durante la vida, mayor era el volumen de la sustancia gris de varias estructuras cerebrales: la corteza entorrinal en las regiones parahipocámpicas izquierda y derecha, así como los lóbulos parietal inferior y occipital izquierdos. Estas estructuras son relevantes en la atención visual y el procesamiento dela información espacial necesaria para tareas de navegación.

Pero lo más interesante es que el tipo de juegos practicados por los participantes permitía predecir el volumen de la sustancia gris entorrinal, siendo los más importantes los puzles, los juegos de lógica y los que incluyen plataformas. Los de acción y los basados en rol fueron los que influyeron negativamente sobre el volumen de esa estructura cerebral, según apuntan los autores.

Marisa Fernández, Neuropsicóloga Senior, Unobrain

Cuidado con los SMS recibidos del 27407

La pasada semana recibí un mensaje en mi móvil Movistar del número 27407 con un texto tal que, “tengo tu número por vía de un amigo común y tengo unos temas que contarte, por favor dime si nos podemos poner en contacto por Whatsapp para ofrecerte una información de gran importancia para ti”.  Una vez que has recibido este mensaje es que alguien te ha enganchado en un servicio de chat que va a costar, tanto por SMS recibido como por SMS enviado la friolera de 1,45 €/unidad.  Es decir, si cada día te remiten 5 SMS desde este número 27407 pagarás 7,25 €/día, o lo que es lo mismo 217,5 €/mes.

La única forma de librarse de esta casi-estafa es la siguiente:

1º Envía un SMS a este mismo número 27407 con la palabra “BAJA” en mayúsculas.  Recibirás de contestación un mensaje que has sido dado de baja en el servicio de chat.

2º Llama a atención al cliente de tu operador (1004 Movistar) e indica que te bloqueen la posibilidad de recibir SMS en tu número del número 27407.